La seguridad tanto de nuestros clientes como la de sus acompañantes es de vital importancia, es por esto que nos enfocamos a los puntos de seguridad y uno de los principales es el sistema de frenos, utilizando refacciones de calidad y personal capacitado, así como equipo de punta.

Se recomienda revisar, limpiar y ajustar el sistema de frenos cada 6 meses o cada 10,000 Kms. Así como sustitución de pastillas o zapatas; las cuales con el uso se van desgastando y por la acción del frenado generan polvo que ensucia y reseca algunos componentes del sistema como retenes, guardapolvos, pistones de calipers y mangueras de conducción del líquido de frenos, componentes a los que se le tiene que brindar mantenimiento para un óptimo desempeño.

Al realizar la reparación del sistema de frenos se debe verificar que las propiedades y características del líquido de frenos sean las óptimas ya que la humedad en el ambiente genera la pérdida de estas, por lo que es recomendable cambiar el líquido del sistema cada 25,000 Kms.

Hay que estar atentos a cualquier pequeño detalle en el sistema de frenos los cuales se pueden presentar por las siguientes características:

1.- Que al presionar el pedal se vaya al fondo esto es originado por tener aire en los ductos. 2.- Al enfrenar se vaya de hacia un costado 3.- Al aplicar el freno el pedal vibre en alta velocidad. 4.- Rechinido al aplicar el freno.
Image
Image